HUELLAS DEL DESENCUENTRO

Una mesa de familia es invadida por los medios de comunicación, causando el efecto contrario en este núcleo de la sociedad. De la relación familiar solo queda: la voz del televisor, los ruidos del accionar del comer y en los platos, las angustias o no de cada comensal.

Huellas del desencuentro es una instalación comprendida por una mesa de uso diario. En el centro de la misma y al ras de la tabla aparece un televisor en acción de zapping. El sonido del aparato interactúa con los ruidos de cubiertos y platos.

En el espacio, de forma alineada y sobre bases individuales, se exhiben los platos: huellas del desencuentro.

 

AN

2003 Centro Cultural Recoleta

Arte al Plato

 

2002 Galería Elsi del Río - Individual

 

2001 Espacio Decastelli

Encuentro Artistas y Críticos: Ariela Naftal - Julio Sapollnic